Ir directamente a la información del producto
1 de 5

Mi tienda

Vela aromática de las Galletas de SHINCHAN

Vela aromática de las Galletas de SHINCHAN

Precio habitual €16,80 EUR
Precio habitual Precio de oferta €16,80 EUR
Oferta Agotado
Impuesto incluido.
Tamaño
Color

Vela aromática inspirada en las clásicas galletas de SHINCHAN elaborada con cera de soja en lata metálica negra o blanca de 235ml en tamaño mediano (180 gramos aprox) y 120ml (90 gramos aprox) en tamaño pequeño. Hecha de manera artesanal en Euskal Herria con cera vegetal de soja 100% pura, vertida a mano, y con mecha de madera, lo que permite que nuestras velas sean aún más ecológicas.

Las velas aromáticas de cera de soja de Nomara son 100% veganas y están diseñadas para ambientar y decorar cualquier espacio con productos naturales y no tóxicos, ya que la cera de soja es vegetal por lo que es natural y no contamina como por ejemplo la de parafina, que procede del petróleo. Además, las velas de soja tardan más tiempo en consumirse por lo que duran mucho más.

Esta envolvente fragancia recrea la delicia acogedora de unas galletas de chocolate recién horneadas, con una mezcla irresistiblemente cálida y especiada que evoca la temporada festiva. El toque reconfortante de galleta se fusiona con la riqueza indulgente del chocolate con leche, mientras que el irresistible matiz de caramelo salado aporta una complejidad deliciosa. Las notas dulces y especiadas nos transportan a momentos acogedores de la infancia, envolviendo los sentidos en una experiencia olfativa que resuena con la calidez, la dulzura y la felicidad. Es una fragancia que despierta la nostalgia y celebra la deliciosa indulgencia de los placeres caseros.

Las notas aromáticas que forman parte de esta vela son:

Notas Altas:
• Jengibre, Chocolate con leche y Caramelo salado.

Notas Medias:
• Vainilla y Azúcar moreno.

Notas Bajas:
• Galleta y Melaza.


La vela mediana contiene aproximadamente 180 gramos de cera lo que se resume a unas 35 horas de aroma en tu hogar, y la pequeña es de unos 90 gramos que son unas 15-20 horas. Para aprovecharla al máximo, recomendamos dejar quemar todo el diámetro de la vela en su primer encendido para evitar el llamado efecto túnel. Ya que si la apagas antes se irá quemando únicamente el centro de la vela y desaprovecharás la cera de alrededor.

Una vez terminada la vela, el recipiente es 100% reutilizable para seguir decorando tu hogar. Llena el cuenco de agua hirviendo y déjalo enfriar. Una vez frío veras que en la superficie hay una capa de cera sólida que será fácil retirar. Límpialo de la forma habitual y ¡listo para darle una segunda vida!

Ver todos los detalles